El automóvil del futuro I


La crisis en el sector de la automoción ha hecho agudizar el ingenio, lo que ha supuesto la aparición de nuevas tecnologías que ayudan en la conducción. La estética y las prestaciones han dejado paso a otros valores en alza, como son la ecología y la seguridad. En el primer caso, basta ver como los grandes del sector, es decir Ferrari y Porsche, ya han anunciado que sacarán en breve vehículos híbridos para dar altas prestaciones con un consumo más reducido.

En cuanto a la seguridad, me quedo con el anuncio que hizo Volvo hace unos días diciendo que su objetivo para el 2020 es que ningún coche de la marca pueda causar un accidente. En realidad, tanto Volvo como Mercedes y BMW ya cuentan con sistemas revolucionarios que facilitan mucho la conducción. Algunos de ellos son:

-Park assist o aparcamiento automático: un sistema que permite que el vehículo reconozca el lugar y aparque solo.
-Visión nocturna con detección de peatones: el coche avisa de la presencia de peatones y, si por cualquier motivo, no paras, el vehículo frena automáticamente.
-Controles de velocidad automáticos, que no solo mantienen la velocidad constante sino que, además, dejan una distancia de seguridad con el vehículo delantero. Esto es muy efectivo, sobre todo cuando la climatología es adversa o en conducción a baja velocidad en ciudad, ya que el coche percibe lo que tú no llegas a ver y, ante un despiste, si frena el coche de delante, el tuyo también. Y no sólo eso sino que además, es capaz de detectar y reconocer las señales de tráfico y vigilar que se respeten.
-Sistema de iluminación adaptativa. Esta tecnología no sólo sustituye las luces halógenas por leds que acompañan al sentido del vehículo sino que su intensidad varía en función del tipo de vía, el tránsito y la velocidad. Por otra parte, la posición de las luces, corta o larga, también cambia de forma automática, al igual que se hace desde hace tiempo con el encendido y apagado.
-Detección de ángulo muerto: al cambiar de carril, el coche avisa si hay algún vehículo que el conductor no ha visto. Además, también te avisa si no señalas el cambio con el intermitente.
-Sistema contra impactos, de forma que si hay un obstáculo en la vía y no lo ves, el coche detecta un impacto inminente y autoesquiva el obstáculo.
-En caso de que el accidente sea inevitable, el vehículo activa con anticipación al impacto los airbags pretensores de los cinturones y, de esta manera, los asientos acompañan al cuerpo durante el impacto. Además, una vez producido el choque, el coche llama auotomáticamente al servicio 112 e informa sobre la gravedad del accidente, el número de ocupantes y el punto GPS donde se encuentra el coche siniestrado.

Esta tecnología presente ya en los coches de más alta gama es una muestra del camino que se debe seguir para mejorar la seguridad en la conducción. A ello debemos unir unas carreteras en condiciones y, por supuesto, la responsabilidad del conductor. Quienes, como yo, pasamos muchas horas al volante por motivos laborales, agradecemos que se nos haga más llevadero el trayecto. Así a todos nos gusta conducir. Os pongo un vídeo que me ha gustado mucho sobre la tecnología de Volvo en su último modelo para la detección de peatones. Es impresionante ver cómo el coche reacciona en milésimas de segundo.

Posted on febrero 16, 2010 at 18:54 by admin · Permalink
In: General, Tecnología · Tagged with: , , , , , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Anti-Spam Protection by WP-SpamFree